+56 33 235 9907 +56 33 231 6423 contacto@exhialum.cl

Vidrio

El vidrio

1. Propiedades generales.

1.1 Densidad: 2500 Kg/m3,  lo cual le otorga al vidrio plano un peso de 2,5 Kg/m2 por cada milímetro de espesor.

1.2 Punto de ablandamiento: 730° C, aproximadamente

1.3 Resistencia a la intemperie: No presenta cambios

1.4 Resistencia química.

El vidrio resiste el ataque de la mayoría de los agentes químicos, excepto el acido hidrofluorídrico y, a alta temperatura, el fosfórico. Los álcalis atacan la superficie del vidrio. Cuando se emplean marcos de concreto, los álcalis liberados del cemento, durante una lluvia, pueden opacar la superficie del vidrio. La presencia de humedad entre dos hojas de vidrio estibadas durante un tiempo puede producir el “impresionado” (manchas blanquecinas) de sus superficies que, son muy difíciles de remover.

1.5 Resistencia mecánica.

 

El vidrio siempre rompe por tensiones de tracción en su superficie.

1.6 Resistencia a la tracción

• Varía según la duración de la carga y oscila entre 300 y 700 K/cm2. Para cargas permanentes, la resistencia a la tracción del vidrio disminuye en un 40%. A mayor temperatura menor resistencia a la tracción. Depende del estado de los bordes del vidrio.

El borde pulido brillante es el más resistente, le sigue el borde arenado y por último el borde con un corte neto realizado con una rueda de carburo de tungsteno

2. El vidrio y la seguridad.

Un área vidriada de riesgo puede ser definida como toda superficie vidriada que por su posición relativa en un edificio es susceptible de recibir el impacto accidental de personas y/o que en caso de rotura impliquen un riesgo físico a las mismas. A los efectos de la legislación y normas sobre el particular las áreas de riesgo se dividen en verticales e inclinadas. Se considera como vidrio vertical aquél cuyo ángulo de colocación es menor a 15° respecto de la vertical e inclinado, cuando el ángulo de colocación es mayor a 15°.

 

Las áreas vidriadas verticales consideradas de riesgo son:

• Puertas y los paños vidriados adyacentes que puedan confundirse con un acceso.

• Áreas vidriadas con circulación a uno o ambos lados del vidrio.

• Vidrios adyacentes a zonas resbaladizas.

• Vidrios colocados a baja altura respecto del piso (0.80 m o menos).

• Las balaustradas de vidrio son vidrios a baja altura objeto de consideraciones adicionales de diseño más rigurosas.

Las principales áreas vidriadas inclinadas de riesgo son aquellas que están por encima de lugares de circulación o permanencia de personas. Las principales situaciones o aplicaciones son los techos y cúpulas vidriadas, marquesinas que incluyen vidrio, fachadas inclinadas, etc.

En todas las áreas vidriadas de riesgo debe emplearse vidrio de seguridad y/o modificar dicha situación mediante otros recursos de diseño o barreras de protección.

Los vidrios de seguridad se clasifican por su comportamiento ante impacto en tres clases aceptadas por los principales organismos y agencias del mundo. Según la Norma IRAM 12559, basada en la norma AZ 97 de los EE.UU., el ensayo para determinar la clase de vidrio de seguridad consiste en verificar su comportamiento ante el impacto de bolsa de cuero rellena con perdigones de 45 Kg de peso, soltada en caída libre desde 300, 450 y 1200 mm de altura

 

2.1 Vidrios de seguridad. 

Son aquellos vidrios procesados que en caso de rotura no tienen potencial para producir heridas cortantes serias a las personas. Según el tipo presentan distintas propiedades y características de fractura.

 

2.1.1 Vidrio templado.

Con propiedades estructurales y una resistencia mecánica 4 a 5 veces mayor que el Float crudo, es un vidrio térmicamente procesado que, en caso de rotura, se fragmenta totalmente en pequeños trozos, sin aristas cortantes. Roto, el paño pierde capacidad portante e integridad como cerramiento. El vidrio templado es manufacturado a medida y una vez templado no se puede cortar ni agujerear. El tamaño máximo de vidrio templado obtenible en Argentina es del orden de 2400 x 3600 mm.

 

2.1.2 Vidrio Laminado.

Es considerado el vidrio de seguridad por excelencia. Presenta propiedades de seguridad y protección que, en caso de rotura, lo tornan muy difícil de traspasar, permaneciendo los trozos de vidrio rotos adheridos a la lámina plástica de PVB que actúa como agente de unión entre los vidrios, manteniendo la integridad del cerramiento, sin disminuir de modo sensible la visión. Cuando se requiere una mayor resistencia mecánica y/o minimizar la posibilidad de rotura por tensión térmica, el vidrio laminado puede ser manufacturado con FLOAT templado o endurecido y/o empleando PVB, o resinas de mayor espesor.

 

2.1.3 Vidrio armado y con alambre.

En caso de rotura, la malla de alambre inserta en la masa del vidrio actúa como elemento de retención de los trozos de vidrio rotos, impidiendo temporalmente su caída.

 

El vidrio y el control del ruido

Desde el punto de vista de la transmisión del ruido, las ventanas, hasta los años 70, fueron un punto débil de la envolvente exterior de un edificio.

En la actualidad, la amplia variedad de tipos de vidrio y carpinterías permite resolver con facilidad y eficiencia los problemas de transmisión de ruido en edificios residenciales, comerciales e institucionales.

18
DSC00336-(Medium)
1