+56 33 235 9907 +56 33 231 6423 contacto@exhialum.cl

Aluminio

El aluminio

El aluminio es el tercer elemento más abundante en la corteza terrestre y constituye el 7.3% de su masa. En su forma natural, sólo existe en una combinación estable con otros materiales (particularmente en sales y óxidos) y no fue sino hasta 1808 cuando fue descubierto. A partir de entonces, demandó muchos años de investigación y ensayos el poder aislar el aluminio puro del mineral en su estado original, para poder hacer viable su producción, comercialización y procesamiento.

De esta manera, el aluminio sólo se produjo para ser comercializado durante el último siglo y medio y es todavía un material muy joven. La humanidad ha utilizado cobre, plomo y estaño por miles de años; sin embargo en la actualidad se produce más aluminio que la suma del resto de la producción de los otros metales no ferrosos. La producción de aluminio primario durante el año 2006 fue de 33.9 millones de toneladas y se prevé crezca a tasas superiores al 5% durante los próximos años.

El aluminio es un material sustentable. Dados los actuales niveles de producción, las reservas conocidas de bauxita –de las cuales se obtiene el mineral de aluminio- durarán por cientos de años. Más del 55% de la producción mundial de aluminio se realiza utilizando energía hidroeléctrica renovable.

Casi la totalidad de los productos de aluminio pueden desde un punto de vista técnico (factibilidad) y económico (rentabilidad) ser reciclados repetidamente para producir nuevos productos, sin perder el metal su calidad y propiedades. La utilización de metales reciclados ahorra energía y preserva las fuentes de recursos naturales. Es por eso que el creciente uso del aluminio reciclado en diversas aplicaciones le da el reconocimiento de metal verde.

 

El aluminio en la construcción

La resistencia del aluminio, su versatilidad y su reducido peso lo hacen ideal para ser aplicado en la industria de la construcción. Por su parte, la resistencia a la corrosión lo hace prácticamente libre de mantenimiento.

Toda clase de productos de aluminio son utilizados a diario en la construcción de edificios comerciales y residenciales así como su reciclaje (revestimientos, ventanas, techos, otras aberturas, aislamientos térmicos, puertas, zócalos, etc.).

El aluminio ayuda a mantener los edificios frescos en verano y cálidos en invierno y, a lo largo del año, libres de humedad. Las coberturas laterales funcionan como aislantes térmicos y del agua haciendo un uso eficiente de la energía.

Cada año, miles de aberturas de aluminio son instaladas en nuevas construcciones o en la refacción de usadas. Altamente resistentes y rígidas, tienen bajas tasas de expansión y contracción, así como de condensación. Son extremadamente estables, durables y térmicamente eficientes.

Nuevas tecnologías posibilitan que paneles solares sean montados en estructuras de aluminio, ahorrando cantidades de energía eléctrica y protegiendo el medioambiente. El aluminio es fácil de moldear y de unir. Su bajo peso lo hace fácilmente transportable.

El aluminio metálico es ignífugo. Adicionalmente su relativamente bajo punto de fusión (660ºC) implica ventajas en caso de graves incendios.

Los residuos de demolición representan un creciente desafío para los países industrializados. El depósito o incineración de la mayoría de los materiales puede dar lugar a polución del aire, agua y suelos. No es el caso del aluminio, su reciclaje no tiene efectos colaterales.

1
DSC00336-(Medium)
18